Cádiz en la literatura

Este artículo lo ha escrito Juan José Sánchez Sandoval, amigo y colaborador de GADIR (texto adaptado)

Que la ciudad de Cádiz haya sido escenario de un gran número de obras literarias no debería sorprendernos. Su historia, su geografía y la idiosincrasia particular de sus pobladores, ofrecen un entorno atractivo y caracterizado en el que muchos autores han ambientado sus narraciones y donde, en ocasiones, la misma ciudad se convierte en protagonista.

 

Así podemos citar, entre muchas otras, “El asedio”, de Arturo Pérez-Reverte o la mítica Cádiz que aparece en “El estado de sitio”, de Albert Camus.

 Cádiz en la literatura

Pero hoy queremos hablar de otro tipo de presencia de Cádiz en la literatura. Se trata de aquellas apariciones fugaces e inesperadas que nos sorprenden durante la lectura, hallazgos que nos hacen saltar en nuestros asientos.

 

Quizás una de las apariciones más llamativas es la que tiene lugar en el clásico “Moby Dick”, de Herman Melville. En el capítulo IX, el padre Mapple se dirige así a su congregación:

 

“With this sin of disobedience in him, Jonah still further flouts at God, by seeking to flee from Him. He thinks that a ship made by men will carry him into countries where God does not reign, but only the Captains of this earth. He skulks about the wharves of Joppa, and seeks a ship that’s bound for Tarshish. There lurks, perhaps, a hitherto unheeded meaning here. By all accounts Tarshish could have been no other city than the modern Cádiz. That’s the opinion of learned men. And where is Cádiz, shipmates? Cadiz is in Spain; as far by water, from Joppa, as Jonah could possibly have sailed in those ancient days, when the Atlantic was an almost unknown sea. Because Joppa, the modern Jaffa, shipmates, is on the most easterly coast of the Mediterranean, the Syrian; and Tarshish or Cadiz more than two thousand miles to the westward from that, just outside the Straits of Gibraltar.

 Cádiz en la literatura

(“Con este pecado de desobediencia en él, Jonás sigue ofendiendo aún a Dios, al tratar de huir de Él. Cree que un barco hecho por hombres le va a llevar a países donde no reine Dios, sino sólo los Capitanes de este mundo. Merodea por los muelles de Joppe, y busca un barco rumbo a Tarsis. Aquí nos acecha, quizás, un significado que hasta ahora no se ha advertido. Según toda explicación, Tarsis no podía ser otra ciudad que la moderna Cádiz. Ésa es la opinión de los doctos. ¿Y dónde está Cádiz, compañeros? Cádiz está en España; a tanta distancia por mar, desde Joppe, como podía haber navegado Jonás en aquellos días antiguos, cuando el Atlántico era un mar casi desconocido. Porque Joppe, la moderna Jaffa, compañeros, está en la costa más oriental del Mediterráneo, en la costa siria; y Tarsis o Cádiz, a más de dos mil millas de allí, en la misma salida del Estrecho de Gibraltar.” )

 

 

 

 

En la novela post-apocalíptica “La carretera” de Cormac McCarthy, premio Pulitzer del año 2017, el protagonista hace un pequeño homenaje a la construcción naval en Cádiz, mientras revisa los restos de un naufragio:

 

“Viejos tornillos hechos a mano. Las piezas de hierro picadas y de un tono lila oscuro, fundidas en alguna forja de Cádiz o Bristol y batidas sobre un yunque ennegrecido para resistir trescientos años la acción del mar.”

 

Leonardo Sciascia ve similitudes con su Sicilia natal, como nos narra en su cuento “El antimonio” (“L’antimonio”):

 

“Cádiz era bonita, me recordaba a Trapani, pero el blanco de sus casas la hacía más luminosa.”

 

Pero quizás la cita que más nos guste sea la que incluye Jean Genet en su “Diario del ladrón” (“Journal du voleur”):

 

“Decidí ir a Cádiz, construida en medio del agua, pero unida al continente por un espigón muy largo. Cuando emprendí el camino, era por la tarde. Tenía ante mí las altas pirámides de sal de las salinas de San Fernando, y más lejos, en el mar, con la silueta recortada por el sol poniente, una ciudad de cúpulas y minaretes: en la extrema tierra occidental tenía repentinamente la síntesis del Oriente.”

, , , , , , ,

No comments yet.

Leave a Reply